Gatos Domésticos Grandes

razas de gatos grandes

Las razas de gatos grandes, las que podemos considerar gatos gigantes más cercanas a los grandes felinos, atraen, cautivan y algunos casos, consiguen generar cierta polémica a su alrededor.
Entre los gatos gigantes hay razas de gatos que han evolucionado sin que el ser humano las altere, más allá de los cruces expontáneos en los que haya podido tener cierta responsabilidad, una de las más conocidas por su tamaño y queridas por su tranquilidad es el la raza de gatos grandes Maine Coon.
Mientras que otros gatos grandes son el fruto de cruces selectivos para obtener razas que, en cierto modo, se podrían parecer a los grandes felinos de la naturaleza, me refiero a razas como el gato bengalí, el ocicat, el savannah o el toyger, gatos muy atractivos por su tamaño y pelaje, pero algo inquietantes.
Todos estos gatos por muy grandes que puedan parecer, son gatos enormes que podrías tener en casa, salvando los impedimentos lógicos, el tamaño de tu propia vivienda, o la dificultad para encontrar a la venta algunas de estas razas de gatos grandes y su precio.
Si quieres saber cuáles son algunas de las 10 razas de gatos más grandes del mundo, y más allá, este artículo te va a encantar.

Gatos gigantes

Los gatos más grandes del mundo

La raza de gatos Maine Coon suele liderar el ranking de los gatos enormes. El Maine Coon más grande del mundo del que yo tengo constancia, obtuvo el título del gato doméstico más grande del mundo en 2010: se llama Stewie y llegó a medir 123 cm de largo.
En todo caso estas medidas son bastante excepcionales, lo habitual es que los gatos grandes Maine Coon midan alrededor de unos 70 cm de largo y pesen sobre 10 kg. Son razas de gatos peludos, muy sociables y tranquilos.
Por cierto, no te creas las leyendas de que son fruto del cruce de un mapache y un gato, son mentira. Lo único cierto es que son gatos originarios del estado de Maine, Estados Unidos.

Otro de los gatos muy grandes que no deja a nadie indiferente por su belleza es el Ragdoll. No es tan grande como la raza de gato enorme que el Maine Coon, pero sin duda es uno de los gatos domésticos grandes que podemos considerar para tener en casa.
De entre los felinos domésticos más grandes, el Ragdoll puede llegar a medir hasta 90 cm de largo y pesar entre 5 y 10 kilos, de modo que podrían rivalizar con el Maine Coon.
Se meten de lleno entre los gatos tranquilos y dormilones, además por su pelaje son extremadamente bellos, no en vano su origen está en el cruce de otras razas igualmente bellas y grandes, como el gato persa, el siamés o el gato birmano. Son gatos que necesitan de mucha compañía, si quieres un gato zalamero y que te busque como si fuera un perrillo, esta raza te encantará.

Otro de los gatos peludos grandes más conocidos es el Ragamuffin, que durante mucho tiempo se consideró una variante del Ragdoll, aunque desde 1994 es una raza independiente de gatos grandes. Puede llegar a pesar hasta 13 kilos y medir unos 30 cm de largo, evidentemente es un gato con algo de tendencia al sobrepeso.
Es un gato cariñoso que gusta de recibir mimos y caricias, tranquilo, pero también bastante independiente. Con los extraños puede resultar algo tímido.
Se considera uno de los mejores gatos para tener un piso, es un gran compañero porque no se desespera por pasar tiempo solo, mientras que otros gatos pueden maullar desesperados, o realizar alguna trastada, como arañarte los sofás. También suele adaptarse bien a los cambios, no suele padecer de problemas de estrés.

Además de por su gran tamaño y su porte elegante, el gato Angora o Angora Turco destaca por la belleza de su pelaje y por que habitualmente son gatos completamente blancos, aunque también hay ejemplares negros y de otros colores.
Son gatos con orejas grandes alargadas, esbeltos y musculosos. Sus ojos también llaman la atención, debido a que en esta raza se suelen dar muchas situaciones de gatos con heterocromía, gatos con ojos de diferentes colores y ojos azules, ambas situaciones propias de los gatos albinos.
Lo que no es tan cierto es que por ser blancos tengan que ser sordos, aunque es más frecuente en gatos de este color. En cualquier caso, no dejan de ser unos gatos preciosos, grandes y envueltos en cierto misterio, que agrandan mucho más su figura.

Como su nombre indica, es un gato con origen en Rusia. Destaca por su pelaje corto, y de color gris azulado, por eso lo de “azul ruso”.
Al igual que el Angora suele pesar unos 5 kilos, pudiendo ser considerado como un gato mediano o grande, aunque para mi gusto considero que es más grande que mediano.
Es un gato elegante, musculoso y bien proporcionado, con una salud excelente, que puede llegar a vivir tranquilamente 15 años.
Aunque reservado con los desconocidos, con su núcleo familiar se muestra cariñoso, y puede llegar a considerar de manera especial a alguno de los miembros, casi como un perro. Son gatos grandes muy inteligentes, que responden a su nombre y pueden llegar a aprender algunos trucos.

Procedente de un cruce selectivo, el gato de Bengala o Bengalí es una de las razas de gatos muy grandes más llamativa. Es de origen americano, aunque no es el gato americano gigante, honor que se lleva el Maine Coon.
Sin embargo, podemos considerar que es uno de los gatos más fuertes y musculosos, llegando a pesar alrededor de los 7 kg. El estándar más característico y demandado de la raza es el Bengal Brown spotted, con manchas de color marrón claro, beige o dorado, pero también podemos encontrar gatos con otros mantos sorprendentes, como el gato bengalí gris, el Bengal Silver.
Tener un gato Bengalí en casa exige cierta responsabilidad, aunque son razas de gatos caseros, son muy activos e inquietos, con cierto instinto salvaje.

Es uno de los gatos gordos y peludos más simpáticos. Esta especie de gato es originario de Europa y como su nombre indica, de Noruega, es por eso por lo que su manto es de pelo largo, diseñado para protegerlo del frio del Norte de Europa.
Las razas de gatos de pelo largo requieren algo más de atención que las de pelo corto, hay que pasarles el cepillo a menudo, para impedir que hagan bolas de pelo en su estómago. En todo caso es una raza de gatos muy saludable, sociable, cariñosa y si se le ha procurado una educación muy social, puede llegar a ser capaz de recibir a los extraños.
Como exigen muchas de las razas de gatos grandes, requieren de tiempo para juegos diarios, son activos y enérgicos.

Es un gato grande, redondeado y majestuoso en sus movimientos. Es super sociable, tranquilo y puede que una de las razas de gatos gigantes más popular, ya que es el gato que aparece en el libro de Alicia en el país de las maravillas.
Aunque aquí te muestro la raza British Shorthair o pelo corto, también existe la variación de British Longhair, el British con pelo largo para los que gusten de gatos enormes de pelo largo.
Puede pesar de adulto unos 8 kilos. Destaca por su cuerpo bastante compacto y musculoso, aunque sorprendentemente ágil. Es capaz de trepar a su árbol rascador de un salto. Sin duda un gato realmente adorable, que te encantará a primera vista.

Si no es el gato más alto del mundo, está entre los más altos, ya que puede medir hasta 46 cm de altura, y llegar a los 9 kilos.
Este gato egipcio, tiene su origen en el cruce de gatos salvajes y domésticos, de modo que es un gato híbrido con una belleza inigualable. Tal vez por ser un gato con relativamente pocas mezclas, es bastante longevo, puede vivir hasta 16 años.
Llama poderosamente la atención por ser uno de esos gatos con orejas grandes, puntiagudas y colocadas muy altas en la cabeza, de modo que su aspecto salvaje queda como más patente.
Al igual que ocurre con otros gatos de origen más o menos salvaje, como el Bengalí, son gatos con un carácter muy activo, que necesitan espacio y cierta independencia.

Al igual que el gato anterior, el Higlander llama poderosamente la atención por sus orejas (similares a las de la raza de gato American Curl), grandes y rizadas. Pero no es su único aspecto distintivo, también es curioso el tamaño de su cola, especialmente corta, como el Bobtail japonés
Puede llegar a pesar tranquilamente los 9 kilos, pero no aparenta ser un gato pesado, por que posee una complexión más bien alargada y musculada.
No requiere de una atención especial, son gatos saludables y bastante independientes. Con sus dueños el comportamiento es muy bueno, amable, dulce, cariñoso y juguetón, con el que puedes estar horas jugando, es más, no soporta estar mucho tiempo a solas.

El gato Himalayo o gato del Himalaya tiene un gran parecido físico con el gato Persa, y es hasta cierto punto lógico, ya que se trata de una raza en la que los humanos hemos intervenido, cruzando deliberadamente gatos Persa con Siamés.
Los resultados son más que notables, tenemos un gato grande de raza, con un pelaje precioso y con unos ojos tradicionalmente azules. Su carácter también es fruto de la combinación de las razas, suavidad, delicadeza a la par que alegría y buen humor.
Son gatos realmente inteligentes, observadores y hasta cierto punto empáticos, capaces de aprender y adaptarse a los cambios sin muchos problemas. Eso sí, prefieren vivir en un ambiente calmado, por eso no es el mejor gato para convivir con niños.
Si te gustan los gatos muy grandes y peludos, sin que haya niños de por medio, son una excelente elección.

Se puede considerar un gato grande o de tamaño medio, ya que los machos adultos pueden estar en el entorno de los 4 a 7 kilos. En todo caso es un gato grande, sin ser de las razas de gatos gigantes.
Lo más llamativo de este felino es su pelaje corto y sus manchas características, que recuerdan a los ocelotes (Ocicat: ocelote y cat, gato), un felino salvaje similar al jaguar, de tamaño entre 70 y 90 centímetros.
En realidad, nada tiene que ver con esta especie salvaje, es un gato procedente de diversos cruces entre un gatos abisinios y siameses, razas de gatos caseros sin ninguna duda.
Y esta aparente fiereza desaparece por completo cuando descubrimos su carácter, muy sociable y tranquilo, sumamente cariñoso y hasta exigente a la hora de buscar caricias.

Si buscas un gato blanco grande, estoy seguro de que te encantará tener un Persa, gatos que pueden llegar a pesar entre 6 y 7 kilos, a lo que podemos sumar el aspecto de su largo pelo blanco y dan la sensación de ser aún más grandes, gatos gigantes de raza.
Es un gato macizo, musculoso, robusto y de patas más bien cortas, con una cola tremendamente larga que puede llegar a medir 30 centímetros.
Lo más habitual son gatos de un solo color, blancos, gris azulados o negros, pero también podemos encontrar gatos bicolores y multicolores. Hay que recordar que es una raza de gatos muy antigua, que ha sufrido muchísimos cruces a lo largo del tiempo, aunque conserva su clásica cara más bien aplastada.
Estamos ante un gato tranquilo y cariñoso, muy apegado a sus dueños y que disfrutan de recibir caricias y mimos.

Es de las razas de gatos más grandes, yo diría que es una raza de gatos gigantes, con un aspecto realmente impresionante.
Pesa unos 10 kilos, pero si atendemos a que es un gato doméstico con unas orejas igualmente grandes y colocadas muy altas en la cabeza, junto a sus típicas manchas, fruto del cruce con gatos salvajes Serval, el aspecto es imponente.
Aunque tiene un aspecto que recuerda mucho a sus orígenes, su manto de pelo estilo leopardo, su cabeza pequeña y sus enormes orejas, resulta un gato bastante sentido de la lealtad, con una personalidad comparable a la de un perro, son excelentes mascotas de compañía, aunque requieren de mucha atención, y que son gatos que van a exigir gran actividad física.

Es una de las razas de gatos de pelo largo más originales, ya que es rizado, fruto de una mutación genética natural que parece el pelo de una oveja. Aunque no es el único gato con el pelo rizado, si es la raza de gatos más grande, que puede pesar 7 kilos sin problema, aunque hay ejemplares más grandes que son considerados gatos gigantes.
Físicamente es un gato bastante esbelto y musculoso, con patas fuertes y flexibles. Su cabeza también guarda muy buenas proporciones, más bien redondeada, con ojos grandes y penetrantes.
Se trata de un gato bastante pacífico y tranquilo, con un temperamento equilibrado y que suele mostrarse cariñoso con las personas que forman parte de su núcleo familiar.

El siamés es una raza de gatos pequeña entre las razas de gatos más grandes, ya que sólo pesa 5 kilos.
No sólo es una raza de gatos muy conocida, también es una de las más antiguas y conocidas del mundo. Esto no quiere decir que lo sepas todo del Siamés, ¿Sabías que su característico color pointed o colourpoint, es fruto de una restricción del color? Si, bajo su piel en realidad tienen problemas de pigmentación, lo que produce el típico patrón de pelaje con diferentes tonos de blanco o crema, con patas de color negro y tonos marrones oscuros.
Otra peculiaridad es que a medida que van creciendo, su pelaje va cambiando de color, pero eso te dejo que lo leas en la descripción de esta raza de gatos tan querida y original.

Este si es un gato enorme, que puede pesar 10 kilos, pero como ocurre con todas las razas de gatos con pelo largo, su manto de pelo lo hace parecer mayor de lo que en realidad es.
Como su propio nombre indica, es un gato originario de Siberia, un gato de pelo largo, suave y denso, con un aspecto realmente majestuoso.
Una particularidad de esta raza es que no alcanza su tamaño definitivo hasta que no tiene entre 4 y 5 años, quizás es esa la razón por la que son gatos realmente longevos, pudiendo vivir hasta 20 años.
Son gatos cariñosos y afectuosos, que gustan de recibir a sus dueños en la puerta de la casa, casi como si fueran un perrete. Otro detalle particular de su carácter es que son excelentes cazadores y les encanta explorar el exterior.

El gato Van Turco, como su nombre indica procede de Turquía. Es uno de los gatos con pelo largo más elegantes y grandes, con sus hasta 7 kilos y su fantástico pelo, no es una raza de gatos grandes que pase desapercibida.
En lo que resulta especialmente peculiar es en su personalidad, el gato de Van es un protagonista. No le gusta compartir a sus dueños con otras mascotas, le gusta ser el centro de atención y recibir muestras de cariño constantes.
También resulta un poco quisquilloso con las rutinas, no le gustan los cambios, ni siquiera le hacen gracia los extraños, quizás por su instinto de proteger a sus dueños y ser ese centro de atención. En este sentido, necesitan atención para socializar mejor, pero por lo demás, es un fantástico gato para niños.

Los gatos muy grandes en casa

Un gato muy grande no deja de ser una mascota relativamente pequeña, si la comparamos con un perro.
Las razas de gatos más grandes tienen en común que suelen ser animales dóciles y cariñosos, ideales para tener un piso o en una casa con niños.
Al igual que ocurre con cualquier otra mascota, los gatos domésticos grandes necesitan de cuidados y hay que responsabilizarse de su alimentación y su salud. Siempre puedes intentar comprar un gato gigante, pero mi recomendación es pasarse por alguna de las protectoras de animales y adoptar uno.
No te dejes intimidar por su tamaño, un gato enorme suele ser tan tranquilo como grande. Por uno de estos gatos gigantes en tu vida y esta cambiará para siempre.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email
Deja un comentario