Inicio » Rascadores » Cómo Hacer que mi Gato use su Rascador

Cómo Hacer que mi Gato use su Rascador

como hacer que mi gato use su rascadorSi con toda tu buena voluntad has comprado un rascador de gatos, con la intención de que tu minino deje en paz tus muebles y, desesperado compruebas que no lo hace ni caso, estarás doblemente frustrado, por un lado, comprobarás que tu gato sigue haciendo de las suyas con tus muebles y luego te sentirás defraudado con tu compra, ya que te has gastado un dinero en un accesorio que pensabas sería la solución a tu problema.
Primero hay que entender el comportamiento de tu gato, para luego tomar acción. A pesar de los siglos que llevan conviviendo con nosotros, los gatos siguen teniendo comportamientos heredados de sus ancestros, los felinos salvajes. Es por eso que los gatos tienen necesidad de arañar los muebles de casa (también pueden arañar el suelo, la pared…), para afilarse las uñas y marcar su territorio.
Suele ser habitual que, una vez que los gatos han marcado su territorio, es decir, han dejado el olor de e las glándulas que tienen en sus patas en cualquier mueble de la casa, vuelvan al mismo lugar pasado un tiempo para reforzar su marca. Así lo hacen todos los animales territoriales en la naturaleza.

Guía de contenido

Como atraer a un gato para que use el rascador

Es obvio que, si es el primer rascador que tu gato ve, no tenga ni idea de para que sirve, por lo tanto, seremos nosotros los responsables de que sea lo más atrayente para gatos.

  1. En primer lugar, tenemos que captar su atención, para que se acerque lo huela y se familiarice con el rascador. Para conseguirlo nada mejor que disponer sus juguetes alrededor, que ya poseen su olor y el reconoce como propios.
  2. Otro recurso que podemos utilizar son sus golosinas preferidas, que podemos colocar cerca o mejor, encima de las plataformas del rascador, si es que las tiene.
  3. Otra opción es utilizar hierba gatera o Catnip. La hierba gatera posee un olor irresistible para la mayoría de los mininos, de modo que, un rascador con Catnip, lo más probable es que consiga captar su atención.
catnip, nepeta cataria o menta para gatos

Bien, pero mi gato no usa rascador ¿Cómo hacer que el gato use el rascador?

como hacer que mi gato use su rascador, y deje en paz mi sofáUna cuestión es conseguir la atención de un gatito, y otra muy diferente que haga lo que nosotros queremos que haga.
Si ya hemos conseguido que el gatito se acostumbre a la presencia del rascador, pero no lo usa, hay varios trucos que nos pueden ser de utilidad:

  1. Uso por imitación: Que nosotros sepamos que es un rascador de uñas para gatos, no tiene porqué ser evidente para nuestro minino, pero podemos y debemos enseñárselo. Una idea que suele funcionar es cogerlo suavemente y pasar sus patitas por las zonas diseñadas para afilarse sus uñas, de esta manera conseguiremos que entienda para que sirve, además de marcar el objeto con su propio olor.
  2. Elegir un rascador adecuado a nuestro gato: Si tienes gatos desde hace tiempo, este consejo lo podrás obviar, porque habrás pasado por esta experiencia, pero si eres novato en esto de tener un gato como mascota, te vendrá muy bien.
    Lo normal, en un primerizo, es elegir un rascador para gatos, porque tu gato ya está haciendo de las suyas, o el gato te araña el sofá, o te araña la pared, el suelo o que se yo…la cómoda.
    Dependiendo de con que le guste afilarse las uñas tu gato, así debes elegir el rascador. Tienes rascadores para sofá, rascadores para colocar colgados a la pared o guardando las esquinas, rascadores para gato tipo alfombra…elige un rascador que pueda reemplazar el objeto con el que la ha tomado tu gato, y ponlo en su lugar.
    En este sentido también es importante que el rascador sea lo suficientemente grande, como para que el gato se apoye sin problemas, además de ser estable. Si el rascador se mueve cuando el gato se apoya, no se fiará y no volverá a usarlo.
  3. Un rascador para cada gato: Salvo los árboles rascadores para gatos, que tienen varios postes y casetas, si tienes varios gatos, cada uno debería tener su propio rascador. En este caso te evitarás casi con toda seguridad que arañen los muebles, porque los gatitos pequeños ya sabrán para que es el rascador, eso sí, tienen que tener su lugar.
  4. Busca la ubicación adecuada para el rascador: Al igual que debemos colocar el arenero de nuestro gato en un lugar tranquilo, la ubicación del rascador es importante. Lo más normal es que, como he dicho antes, sirva como sustituto del objeto de su deseo, pero de forma genérica debe ser un lugar tranquilo.
  5. Por último, recompensa su decisión: Como te decía al principio, es necesario atraer su atención al rascador, pero también recompensar que lo use, si es que el no ha tomado la iniciativa. Todos los seres vivos reaccionamos bien ante un sistema esfuerzo-recompensa, si el gato asocia el uso del rascador, con la posibilidad de recibir una recompensa, lo usará siempre, aunque pasado un tiempo no se la des.

En el mercado hay un buen número de rascadores para gatos, de todo tipo: grandes, pequeños, con materiales también de todo tipo, rascadores de cartón o rascadores para gatos de madera, incluso puedes hacer tu propio rascador. Lo importante es que comiences con el entrenamiento lo antes posible, de esta manera conseguirás resguardar tus muebles al máximo.

Deja un comentario