para qué sirven los bigotes de los gatos

¿Para qué Sirven Realmente los Bigotes de los Gatos? Y por qué no Deberías Cortarlos

Contenido

Los bigotes de los gatos, que técnicamente se llaman vibrisas, son mucho más que solo mechones de pelo en la cara de nuestros gatitos. Son estructuras sensoriales especializadas que desempeñan un papel fundamental en la vida diaria de los gatos, ofreciendo una conexión vital con su entorno y proporcionando una serie de ventajas adaptativas.

¿Alguna vez te has preguntado para qué sirven los bigotes de los gatos? o ¿Por qué los bigotes de un gato son tan grandes y aparentemente sensibles?

En este artículo, te explicaré a fondo la importancia que tienen los bigotes para los gatos y resulta fascinante, te sugiero que sigas leyendo y no te pierdas nada.

Arena para gatos biodegradable Amazon La arena para gatos a base de fibras de Amazon es una solución ecológica y eficiente para los amantes de los felinos. Elaborada con un 100% de fibra orgánica pura, esta arena se compone de materiales reciclados y fuentes controladas, lo que la hace amigable con el medio ambiente. Su fórmula aglomerante ofrece un control efectivo de olores y es tres veces más absorbente que la arcilla, asegurando una mayor durabilidad. Además, esta arena está certificada para desecharse de manera segura a través del inodoro, simplificando la limpieza y reduciendo el impacto ambiental.

Tu gato el meteorólogo

Los gatos son excelentes meteorólogos. Gracias a sus bigotes, los gatos pueden detectar factores atmosféricos como la humedad relativa del aire y la presión atmosférica, lo que les brinda pistas sobre los cambios climáticos inminentes. Además, la sensibilidad de sus vibrisas les permite analizar el viento y su velocidad, lo que les ayuda a detectar sutiles cambios en su entorno, una habilidad invaluable para la supervivencia en estado salvaje.

Pero la capacidad de los bigotes de los gatos va más allá. Estas estructuras sensoriales también pueden captar vibraciones electromagnéticas y temblores de tierra, lo que los convierte en alertas tempranas de fenómenos geológicos como erupciones volcánicas o terremotos. En situaciones de riesgo, tener un gato cerca puede ser de gran ayuda, ya que su extraordinaria sensibilidad les permite detectar incluso los eventos más sutiles y potencialmente peligrosos antes de que se manifiesten por completo.

¿Entro por ahí o no? Midiendo las distancias

Las vibrisas de los gatos no sólo son sensibles receptores sensoriales, sino también herramientas de medición ingeniosas que les permiten evaluar los espacios con precisión milimétrica.

Los bigotes son pelos rígidos y mucho más largos que otros de su cuerpo, y están estratégicamente ubicados en áreas clave alrededor del rostro y otros puntos del cuerpo del gato.

Cuando un gato se enfrenta a una abertura estrecha, como una grieta o una puerta parcialmente cerrada, sus bigotes se extienden hacia los lados en un movimiento que refleja la anchura de su cuerpo. Esta acción no solo les ayuda a determinar si pueden pasar por el espacio sin dificultad, sino que también les proporciona una medida instantánea de la amplitud de la apertura.

Si los bigotes no pueden extenderse completamente hacia los lados, el gato interpretará que el espacio es demasiado estrecho para su cuerpo y buscará una ruta alternativa. De esta manera, los bigotes sirven como una guía para los gatos, permitiéndoles navegar por su entorno con destreza y seguridad, incluso en los lugares más estrechos y desafiantes.

Los bigotes no crecen a medida que el gato “engorda” y ellos no son conscientes de su sobrepeso, por eso es posible ver algún gato gordito “encajado” en un sitio estrecho.

Sentido del equilibrio y orientación en la oscuridad

El sentido del equilibrio de los gatos es extraordinariamente agudo, en gran parte gracias a sus bigotes. Las vibrisas, están conectadas a terminaciones nerviosas altamente sensibles que detectan incluso los más mínimos movimientos del aire.

Cuando un gato se mueve, sus bigotes captan estos cambios y transmiten la información a su sistema nervioso central, permitiéndole ajustar su postura, mantener un equilibrio perfecto y detectar dónde están las cosas.

Este sentido de equilibrio es especialmente crucial en situaciones de poca luz o durante movimientos rápidos, donde los gatos confían en sus bigotes para navegar con precisión y seguridad. Son el complemento perfecto a la visión nocturna de los gatos.

Rascadores para gatos ¡Dale a tu minino la experiencia perfecta con los mejores rascadores para gatos! Descubre una amplia gama de productos diseñados para satisfacer los instintos naturales de tu felino. Desde rascadores verticales hasta plataformas acolchadas, todo para mantener a tu gatito feliz y saludable. Con materiales duraderos y diseños atractivos, con los mejores rascadores tendrán horas interminables de diversión y ejercicio. ¡Compra ahora y transforma su mundo en un paraíso arañable!

Estado emocional

Sus bigotes también actúan como indicadores sutiles de su estado emocional. Cuando un gato está relajado o contento, sus bigotes suelen estar en posición normal, extendiéndose hacia los lados con elegancia.

Sin embargo, cuando experimenta emociones intensas como la excitación o la alerta, sus bigotes pueden moverse hacia adelante, en una posición más erguida. Este cambio en la posición de los bigotes refleja su nivel de atención y preparación para la acción.

Por otro lado, cuando un gato se siente temeroso o amenazado, sus bigotes pueden retroceder hacia sus mejillas, como una medida defensiva para protegerlos de posibles peligros.

Los bigotes de los gatos son unos excelentes termómetros

Comprobar la temperatura es una habilidad de vital importancia para los gatos, ya que les permite evaluar la seguridad de su entorno, de los objetos y animales que encuentran.

Sus bigotes desempeñan un papel fundamental en esta capacidad, ya que son receptores sensoriales altamente sensibles que pueden detectar cambios sutiles en la temperatura del aire y de los objetos cercanos.

Cuando un gato se acerca a un alimento o a una presa potencial, sus bigotes pueden ayudarle a determinar si la temperatura es segura para consumir o si hay algún riesgo de quemaduras.

Al enfrentarse a un peligro potencial, como un objeto caliente o una fuente de calor, sus bigotes le pueden alertar de manera temprana sobre el riesgo de quemaduras. Del mismo modo, detectan si se encuentran con una presa que se hace la muerta, y que en un momento determinado se le podría revolver. 

¿Qué pasa si le cortas los bigotes a un gato?

Cortar los bigotes de un gato puede tener consecuencias muy negativas en su capacidad para desplazarse y relacionarse con su entorno.

Como hemos visto, los bigotes de los gatos tienen una función táctil y espacial para el gato, permitiéndole evaluar la distancia, el tamaño y la textura de los objetos que lo rodean. Cuando se cortan los bigotes de un gato, se interrumpe esta conexión sensorial vital, lo que puede causar confusión y ansiedad en el animal.

Además, la ausencia de bigotes puede afectar negativamente su equilibrio y coordinación, ya que estos pelos también ayudan al gato a navegar en entornos oscuros o en situaciones de poca visibilidad.

En última instancia, cortar los bigotes de un gato es similar a privarlo de uno de sus sentidos más importantes, lo que puede resultar en un estrés significativo y dificultades para adaptarse a su entorno. Por lo tanto, es fundamental evitar cortar los bigotes de un gato y respetar la importancia de estas estructuras para su bienestar general.

Otras curiosidades sobre los bigotes de los gatos

  • Número de bigotes: Los gatos tienen entre 8 y 12 bigotes a cada lado, distribuidos simétricamente alrededor de su hocico. Estos bigotes, llamados vibrisas, son más largos y gruesos que el resto del pelaje del gato, lo que les confiere una mayor sensibilidad.
  • Ubicación de las vibrisas: Además de los bigotes principales, los gatos tienen vibrisas más cortas sobre sus cejas, en sus mandíbulas superiores e inferiores, en sus patas delanteras y traseras. Estas vibrisas adicionales ayudan a los gatos a percibir cambios en su entorno y a mantener una sensación táctil completa en diferentes partes de su cuerpo.
  • Cambios de color: Los bigotes de los gatos pueden cambiar de color a medida que envejecen, volviéndose más claros o grisáceos. Este cambio puede ser un indicador del proceso de envejecimiento del gato y es una característica notable en muchos felinos mayores.
  • Conexión con el sistema muscular y nervioso: Cada bigote está conectado a un complejo sistema de músculos y nervios que permiten a los gatos moverlos de manera independiente y recibir información táctil y espacial detallada sobre su entorno. Esta conexión precisa es crucial para que los gatos evalúen su entorno y se muevan con confianza.

Deja un comentario