donde acariciar a un gato

Dónde les Gusta a los Gatos que los Acaricien: 4 Puntos Clave

Contenido

¿Independientes? ¿Testarudos? Quizás todo eso y algo más son los gatos, pero precisamente por eso los amamos, y buscamos ganarnos su confianza y cariño.

Si estás en ese punto de querer ganarte la confianza de tu minino, debes saber que hay zonas de su cuerpo bastante sensibles y en las que no les gustan que les toquen, pero hay otras donde acariciar a un gato sin problemas y ganarte su corazón.

Hablo de forma genérica, porque cada gato tiene sus lugares favoritos para recibir caricias y sus propias sensibilidades. En este artículo de hoy, te voy a contar dónde acariciar a tu gato y conseguir extraerle un ronroneo de placer, sigue leyendo.

Pipetas antiparásitos para gatos Las pipetas para gatos Vitakraft, con su innovadora fórmula que combina Aloe vera y dimeticona, son muy eficaces en la lucha contra pulgas, garrapatas y piojos. Estas pipetas paralizan a los parásitos al entrar en contacto con el producto. Los parásitos caen fácilmente del pelaje del gato o pueden eliminarse con un simple cepillado. Tienen una duración de hasta 2 meses de protección, son ideales para gatos de cualquier peso a partir de los 3 meses de edad. Vienen en una caja con 6 pipetas de 1 ml cada una, y lo mejor de todo, respetan tanto a humanos como a animales, ya que no contienen insecticidas, químicos ni pesticidas.

Partes del cuerpo de un gato donde le gusta ser acariciado

Los gatos son criaturas de personalidades diversas, cada una con sus propias preferencias y niveles de tolerancia. Como dueño de un gato, es probable que tengas una comprensión intuitiva de lo que le gusta a tu minino. Aunque las preferencias individuales varían, hay ciertas zonas dónde tocar a un gato para acariciarle sin problemas, y esto se debe a la concentración de sus glándulas aromáticas. 

¿Sabías que los gatos marcan su territorio dejando su olor cuando se frotan la barbilla o la cabeza contra ti o tus muebles? Este comportamiento, conocido como “bunting” por los expertos, tiene una razón importante detrás. Cuando un gato frota estas áreas contra objetos o personas, está depositando su aroma, lo que le proporciona una sensación de familiaridad y seguridad en su entorno. Esta actividad no solo les hace sentir felices, sino que también fortalece los lazos emocionales con su dueño y su territorio.

Observar a los gatos “buntear” no solo entre ellos, sino también con otros animales, es un indicio del profundo apego que sienten hacia sus compañeros y entorno.

Barbilla y mejillas del gato

Los gatos tienen una razón especial para disfrutar de las caricias en la parte inferior de su barbilla y en sus mejillas. Esta área es particularmente sensible debido a la concentración de glándulas odoríferas ubicadas debajo de la piel. Cuando acariciamos suavemente esta zona, estimulamos estas glándulas, lo que provoca la liberación de feromonas.

Además, la acción de acariciar esta área también puede evocar instintos de grooming social en los gatos. En la naturaleza, los gatos se acicalan entre sí como una forma de demostrar afecto y fortalecer los lazos sociales dentro del grupo. Por lo tanto, cuando acariciamos la parte inferior de la barbilla de un gato, estamos imitando este comportamiento natural, lo que puede generar una respuesta positiva y fortalecer el vínculo entre nosotros y nuestra mascota felina.

Cabeza y orejas

Los gatos muestran un claro placer cuando son acariciados en la cabeza y las orejas, y esto se debe a varias razones. Estas áreas son extremadamente sensibles debido a la alta concentración de terminaciones nerviosas, lo que hace que el tacto suave en estas zonas sea especialmente placentero para los felinos.

Si buscas dónde acariciar a un gato para que ronronee, tocándole en esta zona puedes provocar el ronroneo característico de satisfacción.

Las mamás gatas, suelen acicalar a sus gatitos lamiéndoles la cabeza y las orejas, y estas caricias les traen un recuerdo feliz que les encanta.

Es importante mencionar que el ronroneo es una respuesta individual de cada gato, pero muchos disfrutan particularmente de las caricias en la cabeza y las orejas. Estas caricias pueden desencadenar una sensación de relajación y felicidad en el gato, manifestada a menudo a través del ronroneo.

Acaricia su cuello

El cuello de un gato es un lugar especial que merece ser acariciado con cuidado y atención. Más allá de su suavidad y delicadeza, el cuello de un gato es un punto de conexión emocional y física profunda.

Cuando un gato permite que lo acaricien en el cuello, está mostrando una confianza excepcional. Esta área es delicada y vulnerable para ellos, por lo que aceptar las caricias aquí es un signo de aprecio y amor hacia su cuidador humano.

Además, el cuello es una zona estratégica para el grooming social en la comunidad felina. Los gatos suelen acicalarse mutuamente en el cuello para demostrar afecto y fortalecer los lazos sociales. Al acariciar suavemente esta área, imitamos este comportamiento natural, lo que puede generar una sensación de conexión emocional y bienestar en el gato.

Por último, el cuello también es una parte del cuerpo donde se concentran los músculos tensos y el estrés acumulado. Las caricias suaves en esta zona pueden actuar como un alivio natural, liberando la tensión y promoviendo la relajación.

Antiestrés para gatos Feliway Feliway Classic es una solución natural y eficaz para reducir el estrés en los gatos y prevenir comportamientos no deseados como el marcaje con orina, miedos o acicalamiento excesivo. Mejora el bienestar y el comportamiento de tu gato en todo tipo de situaciones de estrés. Este producto es recomendado por veterinarios, no tiene efectos secundarios ni contraindicaciones, y no es un sedante ni un tranquilizante, ni un medicamento.

Acaricia su espalda, de la cabeza a la cola

Acariciar la espalda de tu gato, desde la cabeza hasta la cola, puede ser una experiencia gratificante tanto para ti como para tu mascota. Este tipo de caricia sigue un patrón que imita el comportamiento natural de los gatos al acicalarse entre sí. Además de ser placentero, acariciar la espalda de tu gato en este patrón puede ayudar a fortalecer el vínculo emocional entre ambos.

Una parte crucial de esta caricia es prestar atención a la base de la cola de tu gato. En esta zona, los gatos tienen glándulas sebáceas que producen una secreción aceitosa. Al aplicar una ligera presión en la base de la cola mientras acaricias, puedes estimular estas glándulas y promover una sensación de bienestar en tu gato.

Para muchos gatos, sentir esta presión en la base de la cola puede ser extremadamente placentero y relajante. Si le gusta, suelen encorvar la espalda y elevar la parte trasera para sentir mayor presión.

Recuerda que cada gato es único. Estas caricias suelen funcionar bien con todos los gatos, incluso con un gato que acabas de adoptar. A medida que vayas tomando confianza, es posible que se tumbe y haga la croqueta, que te deje que le toques la barriga, o que te muestre que zonas son las que le gusta más para recibir caricias. ¡¡Presta atención!!

Deja un comentario