cómo regañar a un gato

Cómo Regañar a un Gato Correctamente: Educación Felina

Contenido

Al convivir con gatos, surge inevitablemente la necesidad de establecer límites y corregir comportamientos no deseados. Es natural preguntarse cómo regañar a un gato cuando realiza acciones que consideramos inapropiadas.

Al contrario que con los perros, no hay demasiada información sobre cómo deberíamos actuar y la poca que existe, a veces resulta contradictoria.

Lo que debemos comprender es que los gatos no responden al castigo directo, cómo suelen hacerlo los perros. En lugar de regañar o castigar, resulta más efectivo emplear técnicas de modificación de comportamiento positivas que fortalezcan la relación con nuestros michis.

En esta mini guía, te cuento cómo regañar a un gato de forma correcta, para corregir su comportamiento de la mejor forma posible.

Pipetas antiparásitos para gatos Las pipetas para gatos Vitakraft, con su innovadora fórmula que combina Aloe vera y dimeticona, son muy eficaces en la lucha contra pulgas, garrapatas y piojos. Estas pipetas paralizan a los parásitos al entrar en contacto con el producto. Los parásitos caen fácilmente del pelaje del gato o pueden eliminarse con un simple cepillado. Tienen una duración de hasta 2 meses de protección, son ideales para gatos de cualquier peso a partir de los 3 meses de edad. Vienen en una caja con 6 pipetas de 1 ml cada una, y lo mejor de todo, respetan tanto a humanos como a animales, ya que no contienen insecticidas, químicos ni pesticidas.

Castigar no es la solución

Es importante comprender que castigar a un gato no es la solución. Gritar, o agredir a un gato de cualquier forma, no solo es ineficaz, sino que también puede ser perjudicial para la relación con tu gato.

Los gatos son animales sensibles que pueden sentirse confundidos, estresados ​​o asustados por el castigo físico o verbal. En lugar de asociar el castigo con su comportamiento pasado, es más probable que los gatos lo relacionen con la presencia del cuidador, lo que puede dañar la confianza y el vínculo entre el felino y su dueño.

Esto sin mencionar lo reprobable que resulta el maltrato a un animal, que no se puede justificar bajo ningún concepto, y que en algunos casos, podría llevar a lesiones y problemas de salud.

Reñir a un gato en el momento es la clave

Imagino una escena típica. Llegas a casa, después de que tu gato ha estado solo todo el día y descubres que te ha roto un jarrón precioso, al que tenías mucho cariño.

Ante el hecho, es natural que te sientas mal humorado y se te pase por la cabeza intervenir de inmediato. Sin embargo, es crucial entender la importancia del momento clave al reñir a un gato.

Los gatos no son capaces de asociar que le regañes respecto a eventos pasados, incluso si han transcurrido solo unos pocos minutos. Esto significa que regañar a tu gato después de que haya realizado un comportamiento no deseado puede resultar ineficaz e incluso contraproducente. El gato no entenderá por qué está siendo regañado y es probable que no pueda hacer la conexión entre su acción pasada y la reprimenda presente.

Por lo tanto, es esencial intervenir en el momento exacto en que el gato está realizando la acción no deseada. Esto implica capturar al gato en el acto y proporcionar una corrección oportuna y directa.

"NO" la palabra mágica

Cuando descubres a tu gato llevando a cabo un comportamiento que no te gusta, como subido en la encimera de la cocina, es el momento de utilizar la palabra mágica “No”, pero sin gritar y sin hacer aspavientos.

Hay que utilizar una técnica de corrección firme para comunicarle al gato que su comportamiento no es aceptable. Una opción es acercarte al gato y tomarlo suavemente del cuello, bajando su cabeza hacia el suelo mientras le dices un firme “No”. Es importante repetir este movimiento y la palabra “No” con el mismo tono de voz en cada ocasión para que el gato asocie esta acción con la disciplina, me refiero que mañana no le puedes decir “No, (Nombre del gato), eso no se hace”.

Recuerda ser paciente y constante en la aplicación de esta técnica. Los gatos pueden necesitar tiempo para entender y responder a las correcciones. Además, es importante mantener la coherencia en tus reglas y normas. Si no quieres que tu gato se suba a la encimera de la cocina, es importante no permitirlo nunca, sin hacer excepciones.

Por último, ten en cuenta que los gatos tienen personalidades individuales y pueden requerir diferentes enfoques de corrección. Observa el comportamiento y las reacciones de tu gato para ajustar tu técnica de regañar según sea necesario. Con paciencia y consistencia, podrás ayudar a tu gato a comprender y respetar las reglas del hogar mientras fortaleces tu vínculo con él.

Aprovechando las fobias de los gatos para reconducir conductas

Los gatos son criaturas sensibles y, al igual que los humanos, tienen sus propias fobias y aversiones. Si bien el miedo y la ansiedad no son herramientas de entrenamiento ideales, pueden ser utilizados de manera estratégica y cuidadosa para reconducir ciertos comportamientos no deseados, nunca con la intención de maltratar a una mascota.

Cuando alguien se pregunta cómo castigar a un gato que se porta mal, con la intención de que deje de hacer algo que tiene por costumbre, podemos recurrir al agua y a los ruidos fuertes e inesperados.

  • Utilizando el agua

    Los gatos suelen evitar el contacto con el agua, ya sabes que no les gusta que los bañen, por lo que esta aversión puede ser aprovechada para disuadir ciertos comportamientos no deseados.

    Por ejemplo, si tu gato tiene la costumbre de subirse a la mesa, puedes utilizar un rociador de agua para sorprenderlo cuando lo atrapes en el acto. Apunta rápidamente el rociador hacia su rostro y rocía el agua. Es importante que el gato no te vea con el rociador para que asocie el agua con la mesa y evite subirse en el futuro.

  • Usando ruidos fuertes

    Los gatos son sensibles a los sonidos fuertes e inesperados, lo que puede asustarlos y disuadir ciertos comportamientos.

    Cuando atrapes a tu gato en el acto, sin que te vea, puedes hacer utilizar un ruido fuerte. Este sonido sorpresivo puede hacer que el gato se asuste y asociará la acción con el ruido.

    Es importante utilizar estas técnicas con moderación y siempre complementarlas con refuerzo positivos cuando el gato muestra comportamientos deseables.

Antiestrés para gatos Feliway Feliway Classic es una solución natural y eficaz para reducir el estrés en los gatos y prevenir comportamientos no deseados como el marcaje con orina, miedos o acicalamiento excesivo. Mejora el bienestar y el comportamiento de tu gato en todo tipo de situaciones de estrés. Este producto es recomendado por veterinarios, no tiene efectos secundarios ni contraindicaciones, y no es un sedante ni un tranquilizante, ni un medicamento.

Utiliza los refuerzos positivos

Los refuerzos positivos son una herramienta poderosa a la hora de adiestrar a un gato, ya que fomentan comportamientos deseables y fortalecen el vínculo entre el dueño y su mascota. En lugar de castigar o regañar al gato, los refuerzos positivos se basan en recompensar al gato por comportamientos adecuados, lo que les enseña qué acciones son aceptables y dignas de elogio y cuáles no.

Por ejemplo, cuando queremos enseñar a que nuestro gato use su arenero o que utilice su rascador, la clave radica en reforzar el comportamiento deseado de manera consistente. Cada vez que veas a tu gato utilizando el arenero, elógialo con entusiasmo y ofrécele una recompensa, ya sea con golosinas, caricias o palabras de aliento.

Es importante que el refuerzo positivo sea inmediato, para que el gato asocie correctamente su acción con la recompensa. Por otro lado, si descubres que tu gato ha hecho pis fuera del arenero, limpia el pipí del gato sin hacer ningún comentario, ignorando el comportamiento no deseado.

Es importante ser paciente y consistente en el uso de refuerzos positivos. La repetición y la consistencia son clave para educar a un gato y comprenda qué comportamientos son deseables y dignos de recompensa.

Bandeja arenero para gatos Trixie
El arenero Berto de Trixie es práctico y fácil de limpiar gracias a sus dos bandejas y un tamiz. Durante la limpieza, la arena se separa de los desechos gracias al tamiz de 6 mm de ancho. El borde extraíble evita que la suciedad se esparza. Con dimensiones de 59 cm x 39 cm, es adecuado para gatos de todos los tamaños y su diseño moderno se adapta a cualquier hogar. Además, permite reutilizar la arena, reduciendo el consumo.

Comprende su comportamiento, para ponerle solución

Comprender el comportamiento de tu gato es fundamental para abordar y resolver las conductas no deseadas que pueda manifestar. Como animales domésticos que viven dentro de casa, los gatos tienen necesidades específicas que deben ser satisfechas para garantizar su bienestar físico y emocional. Muchas de las conductas problemáticas de los gatos, pueden surgir debido al aburrimiento o la falta de estimulación adecuada.

Es importante reconocer que los gatos necesitan enriquecimiento ambiental y oportunidades de juego para mantenerse física y mentalmente saludables. Si tu gato araña el sofá, es posible que esté buscando una forma de afilar sus uñas o marcar su territorio. En lugar de regañarlo por este comportamiento, una solución efectiva sería proporcionarle un rascador adecuado. Coloca el rascador en un lugar accesible y atractivo para tu gato, y anímalo a usarlo ofreciéndole golosinas o juguetes cerca del rascador. Además, asegúrate de recortar regularmente las uñas de tu gato para evitar daños en los muebles.

Además de proporcionar un rascador, es importante dedicar tiempo a interactuar y jugar con tu gato a diario. Los juegos de caza con juguetes que simulan presas, como plumas o ratones de juguete, pueden ayudar a satisfacer el instinto cazador natural de tu gato y mantenerlo activo físicamente. También puedes incorporar juguetes que fomenten el juego interactivo, como pelotas o cañas con cuerdas, para estimular su mente y fortalecer vuestro vínculo.

Otra solución para combatir el aburrimiento de tu gato es proporcionarle acceso a espacios verticales, como estanterías o torres para gatos, donde pueda trepar, explorar y descansar cómodamente. Los gatos disfrutan de tener diferentes niveles en su entorno, lo que les permite observar su territorio desde arriba y sentirse seguros.

En resumen, comprendiendo el comportamiento de tu gato y satisfaciendo sus necesidades naturales de enriquecimiento ambiental y juego, puedes ayudar a prevenir y resolver las conductas no deseadas, evitando tener que regañarlo por todo.

Deja un comentario