tos en gatos, síntomas y tratamiento

Tos en Gatos: Causas, Síntomas y Tratamiento

Contenido

La tos en gatos es un síntoma que, aunque a menudo se da por sentado, puede ser un indicador importante de problemas de salud subyacente en nuestros amigos felinos. Si bien es cierto que la mayoría de los dueños de gatos hemos visto cómo nuestro gato de repente estira el cuello, para después escuchar una tos felina que, en la mayoría de los casos nos llena de angustia, por no entender bien la causa y la gravedad detrás de este acto.

Si quieres saber qué hacer ante un gato que tose, en este artículo te contaré a fondo porque tosen los gatos, y te daré información crucial para identificar sus síntomas, tratamientos y medidas preventivas que los dueños de gatos podemos tomar para mantener a nuestros peludos amigos en óptimas condiciones de salud.

Pienso de calidad ¡¡Precio excepcional!! Descubre Nature's Variety Selected Sterilised pollo campero, el pienso premium para gatos más económico. Posee un alto contenido en pollo campero, sin cereales y enriquecido con nutrientes esenciales. Tu gato disfrutará de su delicioso sabor, mientras recibe proteínas de calidad y energía fácilmente digerible. ¡Opta por lo mejor para su salud y felicidad!

Causas de la tos en gatos

Existen varias razones por las cuales un gato puede experimentar tos, y es importante comprenderlas para proporcionar el cuidado adecuado. Básicamente hay dos tipos de causas por las que un gato tose:

  • Causas Infecciosas

    Entre las causas infecciosas que provocan la tos en gatos, las más habituales son las originadas por agentes infecciosos y bacterianos, pero también pueden ser provocadas por hongos y parásitos.

    • Infecciones Respiratorias Superiores

      Los gatos pueden contraer infecciones virales, como el herpesvirus felino o el calicivirus, que afectan las vías respiratorias superiores. Estas infecciones pueden causar tos, estornudos y congestión nasal.

    • Infecciones Bacterianas

      Las infecciones bacterianas, como la bordetelosis o la enfermedad de las vías respiratorias felinas (FVRD), pueden provocar tos en gatos. Estas infecciones a menudo se transmiten en entornos con muchos gatos, como refugios o criaderos.

    • Parásitos Respiratorios

      Los gusanos pulmonares de los gatos y otros parásitos respiratorios pueden infectar a los gatos y causar tos. Estos parásitos residen en los pulmones y las vías respiratorias, lo que provoca irritación y tos.

  • Causas no infecciosas

    Las causas no infecciosas en ocasiones no revisten gravedad, pero en otras, el origen puede ser una afección grave que requiera de la intervención de un veterinario.

    • Alergias

      Los gatos pueden ser alérgicos a diversas sustancias, como el polen, el polvo de la arena para gatos, el humo del tabaco o los productos químicos en el ambiente. Las reacciones alérgicas pueden desencadenar ataques de tos seca en gatos.

    • Cuerpos Extraños

      Los gatos a menudo son curiosos y pueden inhalar o tragar objetos extraños, como cabellos, fragmentos de juguetes o materiales no comestibles. Estos objetos pueden quedar atrapados en las vías respiratorias y causar tos: “Mi gato tose como si tuviera algo en la garganta”.

    • Asma Felina

      El asma es una enfermedad crónica que afecta las vías respiratorias de los gatos. Provoca inflamación y constricción de las vías respiratorias, lo que resulta en episodios de tos y dificultad para respirar.

    • Enfermedades Cardíacas

      Algunas enfermedades cardíacas pueden causar acumulación de líquido en los pulmones, lo que lleva a la tos. Es importante evaluar la salud cardíaca de tu gato si experimenta tos de manera recurrente.

¿Cuándo preocuparse por la tos? Si tu gato muestra signos de tos persistente, dificultad para respirar o malestar general, es fundamental consultar a un veterinario. Un diagnóstico adecuado es esencial para determinar la causa subyacente y proporcionar el tratamiento adecuado para tu mascota.

Arena para gatos biodegradable Amazon La arena para gatos a base de fibras de Amazon es una solución ecológica y eficiente para los amantes de los felinos. Elaborada con un 100% de fibra orgánica pura, esta arena se compone de materiales reciclados y fuentes controladas, lo que la hace amigable con el medio ambiente. Su fórmula aglomerante ofrece un control efectivo de olores y es tres veces más absorbente que la arcilla, asegurando una mayor durabilidad. Además, esta arena está certificada para desecharse de manera segura a través del inodoro, simplificando la limpieza y reduciendo el impacto ambiental.

Síntomas

La tos en los gatos es un síntoma, un reflejo que provoca el cuerpo de nuestro gato con la intención de mantener despejadas las vías respiratorias.

Dependiendo del tipo de tos de los gatos y su carácter, seca y febril o aguda y crónica, puede estar acompañada de otros síntomas, y entre los más comunes tenemos:

  • Expectoración: Algunos gatos pueden expectorar flema o moco después de toser. En la tos mucosa la flema puede ser transparente, blanca o amarilla, dependiendo de la causa subyacente.
  • Estornudos: La tos en gatos a menudo se acompaña de estornudos frecuentes. Esto es común en casos de infecciones respiratorias.
  • Dificultad para respirar: En casos graves, los gatos pueden experimentar dificultad para respirar, conocida como disnea. Esto se manifiesta como respiración rápida o superficial y requiere atención veterinaria inmediata.
  • Letargo: Los gatos que tosen a menudo pueden volverse letárgicos o mostrar una disminución en su nivel de energía debido a la incomodidad.
  • Pérdida de apetito: La tos persistente puede llevar a que los gatos pierdan interés en comer, lo que puede resultar en pérdida de peso.
  • Postura de cuello extendido: Algunos gatos pueden adoptar una postura de cuello extendido cuando tosen, intentando aliviar la incomodidad.
  • Signos de malestar general: Los gatos pueden mostrar signos de malestar, como aislamiento, vocalización inusual, fiebre o cambios en su comportamiento cuando sufren de tos.

Acudir al veterinario para un diagnóstico

El diagnóstico de la tos en gatos es un proceso crucial para identificar la causa subyacente de este síntoma y proporcionar el tratamiento adecuado. Un dueño de un gato preocupado por la salud de sus mascota, tanto si “mi gato tose de vez en cuando”, como si “mi gato tose como si quisiera vomitar”, necesita de un diagnóstico para poder actuar sobre el problema.

  1. Historial Clínico y Examen Físico

    El veterinario comenzará por recopilar un historial clínico completo del gato, incluyendo información sobre la duración y frecuencia de la tos, otros síntomas que puedan estar presentes y cualquier exposición reciente a factores desencadenantes, como alérgenos o cambios en el ambiente. Luego, se llevará a cabo un examen físico completo del gato para evaluar su estado de salud general. El veterinario buscará signos adicionales de enfermedades, como fiebre, secreción nasal o dificultad para respirar.

  2. Análisis de Laboratorio y Radiografías

    Dependiendo de los hallazgos iniciales, se pueden realizar análisis de laboratorio, como análisis de sangre y pruebas de función renal y hepática, para evaluar la salud interna del gato y descartar posibles causas de la tos, como infecciones o enfermedades sistémicas. Las radiografías del pecho (radiografías torácicas) son una herramienta importante para evaluar las estructuras pulmonares y cardíacas. Pueden revelar signos de enfermedades respiratorias, acumulación de líquido en los pulmones o anormalidades cardíacas.

  3. Ecografía y Evaluación Específica

    En algunos casos, se puede realizar una ecografía abdominal o cardíaca para obtener una imagen más detallada de los órganos internos y evaluar la función cardíaca. Si se sospecha que un objeto extraño está causando la tos, se puede utilizar una endoscopia o una broncoscopia para examinar las vías respiratorias y, si es necesario, realizar procedimientos para eliminar el objeto. Además, se pueden realizar cultivos y pruebas de laboratorio específicas en casos de sospecha de infección respiratoria.

  4. Identificación de la Causa Subyacente

    Una vez que se haya realizado un diagnóstico preciso, el veterinario podrá determinar el tratamiento más adecuado para abordar la causa subyacente de la tos en el gato.

Bandeja arenero para gatos Trixie
El arenero Berto de Trixie es práctico y fácil de limpiar gracias a sus dos bandejas y un tamiz. Durante la limpieza, la arena se separa de los desechos gracias al tamiz de 6 mm de ancho. El borde extraíble evita que la suciedad se esparza. Con dimensiones de 59 cm x 39 cm, es adecuado para gatos de todos los tamaños y su diseño moderno se adapta a cualquier hogar. Además, permite reutilizar la arena, reduciendo el consumo.

Tratamiento de la tos felina

El tratamiento de la tos en gatos depende en gran medida de la causa subyacente de este síntoma. Una vez que un veterinario ha realizado un diagnóstico preciso, determinará el enfoque más adecuado para abordar la tos en tu gato. Estas son algunas de las opciones de tratamiento comunes:

  1. Tratamiento de Causas Infecciosas

    • Antibióticos y Antivirales: En el caso de infecciones bacterianas o virales que causan la tos, se pueden recetar antibióticos o antivirales específicos para combatir la enfermedad subyacente.
    • Terapia de Apoyo: Para gatos con infecciones respiratorias, se pueden recomendar tratamientos de apoyo, como humidificadores o nebulizaciones, para aliviar la congestión y mejorar la respiración.
  2. Tratamiento de Causas No Infecciosas

    • Corticosteroides: Para condiciones como el asma felino o alergias, los corticosteroides pueden reducir la inflamación en las vías respiratorias y aliviar la tos.
    • Antihistamínicos: Si se identifican alergias como la causa de la tos, los antihistamínicos pueden ayudar a controlar los síntomas al reducir la respuesta alérgica.
    • Eliminación de Cuerpos Extraños: Si se encuentra un objeto extraño en las vías respiratorias, se puede realizar una broncoscopia para eliminarlo de manera segura.
  3. Manejo de Enfermedades Crónicas

    • Terapia a Largo Plazo: Para enfermedades crónicas como el asma, es posible que se requiera un tratamiento a largo plazo con medicamentos para mantener bajo control los síntomas de la tos.
    • Cambios en el Estilo de Vida: En algunos casos, se pueden recomendar cambios en el estilo de vida, como reducir la exposición a alérgenos o evitar el humo del tabaco en el hogar.
  4. Seguimiento Veterinario

    Independientemente de la causa, es importante programar visitas de seguimiento con el veterinario para evaluar la respuesta al tratamiento y ajustar el plan de manejo según sea necesario. También se pueden realizar pruebas de seguimiento para garantizar que la tos se resuelva por completo y que no haya recaídas.

Pronóstico, posibilidades de curar la tos en gatos

El pronóstico de la tos en gatos depende en gran medida de la causa subyacente y de la etapa en la que se detecte y trate. Al igual que con el tratamiento, la detección temprana de la enfermedad subyacente puede marcar la diferencia en el pronóstico de la tos en los felinos.

Para algunas causas comunes de la tos en gatos, como infecciones respiratorias, el pronóstico tiende a ser más favorable. Si se identifican y tratan estas infecciones, como la gripe felina, en una fase temprana, es probable que el gato se recupere por completo.

En el caso del asma felina, el pronóstico puede estar relacionado con la capacidad de evitar los alérgenos que desencadenan los episodios de tos. Si es posible evitar por completo el contacto con los alérgenos, el pronóstico para la salud del gato suele ser bueno. Sin embargo, si la exposición continua a los alérgenos es inevitable, aún se pueden lograr mejoras significativas en la calidad de vida del gato mediante el control de los síntomas y el tratamiento adecuado.

Deja un comentario