porque mi gato se come la arena

Mi Gato se Come la Arena

Contenido

Si te estás preguntado ¿Por qué mi gato se come la arena? Estás ante un grave problema de comportamiento y un peligro para la salud de tu mascota, el pica.
Este trastorno del comportamiento lleva a los gatos que lo sufren a chupar o ingerir objetos o cosas que no son alimentos, son indigeribles, como plásticos, piedras, palos o cuando un gato come arena del arenero.
Si quieres saber las causas y cómo ponerle solución a la ingesta de objetos no nutricionales, que puede desembocar en una intervención quirúrgica de tu gatito, te aconsejo que sigas leyendo…

Si a tu gato le da por comerse la arena, por lo menos que no se intoxique
Las arenas vegetales para gatos son biodegradables, y no tienen compuestos químicos

¿Qué hago si mi gato se come la arena? ¿Tendrá pica?

Si has pillado a tu gato comiendo tierra del arenero, estás justo en el momento de solucionar el problema, piensa que podría ser peor, que se hubiera tragado algo más peligroso.
La ingesta de arena por si misma ya requiere de una visita al veterinario, para que constate la salud de tu felino.
Puede que tu gato presente un cuadro de estreñimiento, o peor, si ha comido arena contaminada puede derivar en problemas de salud, y la aparición de enfermedades graves para tu gato. 
En principio no se puede descartar que tu gato sufra de pica, pero no tiene origen en una sola causa, puede haber una falta de nutrientes por problemas de alimentación, y que el gato intente cubrir sus necesidades nutricionales a través de la ingesta de arena.
Pero también se puede deber a problemas de comportamiento, por lo que es conveniente observar a tu mascota y comprobar si sigue comiendo la arena del arenero.

  1. Problema de alimentación, falta de nutrientes y minerales

    El pica puede asociarse con problemas de alimentación, una falta de minerales y vitaminas generadores de una deficiencia nutricional, que el gatito intentará solucionar mediante la ingesta de otras cosas, papel de periódico, plásticos, telas o las piedras del arenero.
    Para descartar que el problema tenga origen en una mala alimentación, lo aconsejable es revisar la buena calidad, composición e ingredientes del pienso para gatos que habitualmente le damos a nuestro gato, y si cubren todas sus necesidades nutricionales.
    También debemos asegurarnos de que está comiendo la cantidad de pienso aconsejable a su peso, edad y condición física. Ante cualquier duda, lo mejor es entrevistarse con el veterinario para que decida si el pienso que está tomando es el adecuado.

  2. Otras enfermedades

    La pica también puede indicarnos la presencia de otra enfermedad en nuestra mascota. Hay enfermedades de los gatos que originan una falta de nutrientes, minerales y vitaminas, ocasionando en el gato una gran necesidad de alimentarse, como son la diabetes, la leucemia o la peritonitis infecciosa felina.

  3. Come la arena por estrés, ansiedad o depresión

    Descartada la mala alimentación o la presencia de otras enfermedades, hay que pasar a la siguiente opción, un problema nervioso por estrés, ansiedad o depresión, situaciones que son el desencadenante de problemas de conducta como la pica.
    Los gatos son animales de costumbres y cuando se ven alteradas, son muy propensos a sufrir problema de ansiedad o estrés: una mudanza, un bebé, otra persona que empiece a convivir con nosotros, un cambio de pienso o de arena, son algunos de los muchos motivos.
    Descubrir la causa del estrés y solucionarlo está en nuestras manos, para determinar si ese es el origen de la pica.

  4. Gato aburrido

    Aunque parezca algo absurdo, tu gato puede estar comiendo arena por pasar el rato o simple curiosidad, se aburre y mordisquea o se come todo lo que encuentra alrededor.
    Esta es una situación que se produce en gatos que están mucho tiempo solos en casa, y no tienen distracciones adecuadas. La solución puede pasar por proporcionarle un compañero de juegos, que no tiene por qué ser otro gato, le puedes comprar juguetes interactivos que se muevan solos o reaccionen a sus acciones.

  5. Gato bebé que se come la arena

    Si te preguntas ¿Por qué mi gato bebé se come la arena? Te diré algo obvio, los gatos son seres muy curiosos y más cuando son cachorros. En algunas ocasiones puede deberse a que el gatito ha sido separado muy pronto de su mamá, sin que le haya enseñado a usar el arenero.
    Tu gato cachorro puede probar la arena por simple curiosidad, lo más lógico es que la escupa al darse cuenta de que no es comestible, se convierte en un problema cuando la acción se repite.

Cómo evito que mi gato se coma la arena

Una vez constatado el problema y sus posibles causas, hay que tomar cartas en el asunto y poner de nuestra parte para solucionar el problema.
Lo primero será retirar las piedras del arenero. Si tu gato se come la arena de sílice o una arena vegetal, no debería presentar problemas para la salud de tu gato, aunque evidentemente no lo debemos obviar, peor es que ingiera arena aglomerante de bentonita que podría causar oclusiones intestinales.
Una vez retirada la arena del arenero, podemos sustituirla por papel de periódico o empapadores para gatos.
Acude al veterinario para le haga una revisión completa y analíticas, para descartar cualquier tipo de problema físico. Conviene decidir junto al veterinario, que pienso para gatos puede ser el mejor para nuestra mascota, teniendo en cuenta su edad y condición física.
Y si la causa es el aburrimiento, debemos intentar pasar más tiempo con nuestra mascota, y proporcionarle juguetes que le ayuden a pasar el tiempo, cuando no podamos estar con él.

Arena para gatos biodegradable Amazon La arena para gatos a base de fibras de Amazon es una solución ecológica y eficiente para los amantes de los felinos. Elaborada con un 100% de fibra orgánica pura, esta arena se compone de materiales reciclados y fuentes controladas, lo que la hace amigable con el medio ambiente. Su fórmula aglomerante ofrece un control efectivo de olores y es tres veces más absorbente que la arcilla, asegurando una mayor durabilidad. Además, esta arena está certificada para desecharse de manera segura a través del inodoro, simplificando la limpieza y reduciendo el impacto ambiental.

Deja un comentario