mi-gato-no-puede-orinar

Mi Gato No Puede Orinar, Remedio Casero

Contenido

No es la primera vez que alguien me consulta: mi gato no puede orinar, ¿Qué puedo hacer? Lo cierto es que, si tu gato tiene dificultad para orinar o directamente no puede orinar, es una señal de alerta que nos deberíamos tomar muy en serio.
El sistema urinario felino es sensible y complejo, cualquier problema puede significar una emergencia médica. Una disminución en el volumen de la orina (oliguria) o la incapacidad para orinar (anuria) puede tener origen en un mal funcionamiento de los riñones que debe ser tratada por un veterinario, pero también es habitual que los problemas de orina en gatos tengan origen en una mala alimentación o el estrés.

Síntomas de un gato que no puede orinar

Lo primero y evidente es como saber si mi gato tiene problemas urinarios. Los gatos son muy independientes y si no pasamos mucho tiempo en casa, podemos haber pasado por alto que el gato no puede orinar o tiene dificultad para hacerlo.
Tu gato puede tener cistitis, una infección en el tracto urinario inferior o una obstrucción de la uretra por la presencia de cálculos en la orina, en estos casos los gatos suelen:

  • Maullar o quejarse mientras que están en el arenero, por el dolor o la dificultad que le supone orinar.
  • Acude al arenero más veces al día de lo normal. No puede vaciar la vejiga por completo y necesita ir al arenero varias veces.
  • Tiene tendencia a lamerse los genitales, para aliviar el dolor.
  • Empieza a mearse fuera del arenero en diferentes lugares de la casa.
  • La orina puede incluir sangre.

También debemos prestar atención al arenero, la arena estará menos sucia de lo normal o podemos encontrarnos con que los grumos de arena tienen una coloración extraña.



¿Por qué mi gato no hace pipí?

En este punto nos preguntamos, por qué mi gato no puede orinar, en que me he equivocado o que podría hacer yo para evitar que suceda.
Lo cierto es que aquí solo puedo hablar de causas generales por las que un gato podría tener un problema por el que no micciona adecuadamente.

  • Cálculos en la vejiga

    Los cálculos urinarios en los gatos suelen estar formados por cristales de estruvita, aunque no son los únicos.
    Puede haber diferentes causas, aunque la más común es una alimentación inadecuada: el gato no bebe lo suficiente y no recibe una comida húmeda para gatos que lo compense, un pienso seco de baja calidad y con altos contenidos de magnesio.

  • Infecciones urinarias

    La cistitis y la uretritis infecciosa causada provocan un estrechamiento de las vías urinarias del gato, que tienen como consecuencia dificultad para orinar. El origen es diverso, desde infecciones bacterianas, víricas o parasitarias, pasando por problemas físicos como la obesidad o el cáncer de vejiga.

  • Tu gato puede tener estrés

    Los gatos son animales de costumbres, si hace poco algo ha cambiado su rutina habitual, como es la llegada de un nuevo miembro a la familia, la presencia de otro gatito o una mudanza, los cambios que observas y la dificultad para orinar pueden ser simplemente un problema de estrés gatuno.
    El estrés en los gatos suele provocar problemas para comer, beber, descansar y también a la hora de orinar o defecar, nada que no se pueda solucionar utilizando hormonas para gatos de control del estrés, como Feliway.

  • Otros problemas

    Si mi gato mea sangre puede deberse a un traumatismo o a la presencia de tumores, pero hay muchas más causas para los problemas de micción, como puede ser la diabetes, malformaciones o la inflamación del pene del gato, entre otros. Ante cualquier situación que se salga de lo normal, lo mejor siempre es acudir a un veterinario.

gato-que-no-puede-orinar_-acudir-al-veterniario

Remedios caseros para un gato que no puede orinar

Cuando detectamos que un gato no orina, nos encontramos en una situación que puede derivar en la muerte del minino en un plazo de 48 a 72 horas. Una de las principales causas de la falta de micción en los gatos es la obstrucción urinaria. Esto ocurre cuando los cristales de la orina se acumulan en el tracto urinario y lo bloquean.
No te quiero asustar, pero un gato con disura puede derivar en una insuficiencia renal aguda y en un coma urémico en un breve espacio de tiempo, debido a la acumulación de toxinas en el organismo. Si tu gato tiene problemas para orinar, es importante que lo lleves al veterinario inmediatamente.
Debes tener en cuenta que estos remedios solo deben usarse como un complemento al tratamiento médico que tu veterinario haya recetado, no son remedios curativos, sólo paliativos.

  • Remedios caseros para la obstrucción urinaria

    1. Aumenta la ingesta de agua: La hidratación es clave para mantener el sistema urinario saludable en los gatos. Si tu gato no bebe suficiente agua, puedes mezclar agua con su comida húmeda o incluso añadir un poco de caldo para gatos para hacerlo más atractivo.
    2. Aceite de oliva: mezcla un poco de aceite de oliva en la comida de tu gato, esto ayudará a lubricar el tracto urinario y facilitará la micción.
    3. Infusiones de hierbas: Las infusiones de hierbas pueden ayudar a calmar el dolor y la inflamación asociados con la obstrucción urinaria. Las hierbas como la menta, la manzanilla y el cilantro son buenas opciones.
    4. Masajea suavemente el área: Puedes masajear suavemente el área de la vejiga de tu gato para ayudar a estimular la micción.

    Otras causas de la falta de micción en los gatos son las infecciones urinarias, los cálculos renales y la cistitis.

  • Remedios caseros para infecciones urinarias

    1. Vinagre de sidra de manzana: diluye una cucharada de vinagre de sidra de manzana en una taza de agua y dale a tu gato para que lo beba. El vinagre de sidra de manzana es conocido por sus propiedades antibacterianas y antiinflamatorias.
    2. Alimentación adecuada: Los alimentos preparados para gatos con problemas del tracto urinario (pienso urinary gatos) tienen un equilibrio especial de nutrientes diseñado para prevenir el desarrollo de cristales y cálculos.
    3. Ajo: Si a tu gato le gusta el ajo, puedes añadir un poco a su comida. El ajo tiene propiedades antibacterianas.
    4. Agua con limón: mezcla un poco de agua con jugo de limón recién exprimido y dáselo a tu gato para beber. El limón tiene propiedades antibacterianas y puede ayudar a prevenir infecciones.

    En resumen, si tu gato no puede orinar, es importante llevarlo al veterinario inmediatamente. Además, estos remedios caseros pueden ser útiles como complemento del tratamiento médico. Recuerda que la alimentación y la hidratación son la clave para mantener el sistema urinario saludable en los gatos.

Rebajas
Advance Veterinary Diets Urinary, Pienso para Gatos para la Protección de las vías urinarias, 8kg
  • ADVANCE VETERINARY DIETS URINARY es un alimento dietético completo para gatos adultos con problemas urinarios
  • ÓTPIMA CONCENTRACIÓN DE SODIO Y POTASIO que ayudan a aumentar el volumen de orina y su disolución
  • GLUCOSAMINA Y CONDROITINA que ayudan a recuperar la mucosa de las vías urinarias
  • DIETA COMPLETA Y EQUILIBRADA para una alimentación diaria a largo plazo
Mis redes sociales

Deja un comentario