gato estresado, síntomas y tratamiento

Gato Estresado: Síntomas, Causas y Tratamiento

Contenido

¿Has notado cambios en el comportamiento de tu gatito? ¿Se muestra más distante o agitado? Si es así, es posible que tu gato esté experimentando estrés. El estrés en los gatos es un problema común pero a menudo subestimado que puede afectar significativamente su bienestar y calidad de vida.

En este artículo, te propongo explorar en profundidad la cuestión del gato estresado para ayudarte a comprender cómo identificar los signos de estrés en tu gato y, lo que es más importante, cómo aliviarlo. Descubrirás las causas subyacentes del estrés felino, las estrategias efectivas para reducirlo y cómo proporcionar un entorno seguro y feliz para tu compañero peludo.

Acompáñame en este recorrido para descubirr cómo cuidar y entender mejor a tu gato, brindándole una vida libre de estrés y llena de comodidad. ¡Vamos a comenzar!

Pienso de calidad ¡¡Precio excepcional!! Descubre Nature's Variety Selected Sterilised pollo campero, el pienso premium para gatos más económico. Posee un alto contenido en pollo campero, sin cereales y enriquecido con nutrientes esenciales. Tu gato disfrutará de su delicioso sabor, mientras recibe proteínas de calidad y energía fácilmente digerible. ¡Opta por lo mejor para su salud y felicidad!

Cómo saber si mi gato está estresado

Reconocer los síntomas de estrés en los gatos es esencial para garantizar su bienestar y calidad de vida. Estas son algunas pautas útiles para identificar si tu felino está experimentando estrés:

Cambios en el Comportamiento

A menudo, los cambios en el comportamiento son una señal inequívoca de un gato estresado. Observa detenidamente cómo se comporta tu felino en su rutina diaria:

  • Agresividad: Si tu gato se vuelve más agresivo de lo habitual, puede ser un indicio de estrés. Esto puede manifestarse como gruñidos, bufidos o incluso ataques repentinos hacia otras mascotas o personas en el hogar. Es importante prestar atención a cualquier cambio en la tolerancia de tu gato hacia las interacciones sociales.
  • Retraimiento: Los gatos que se sienten estresados a menudo buscarán refugio y se esconderán en lugares inaccesibles, como detrás de muebles o en armarios. Evitarán el contacto social y pueden negarse a salir de su escondite durante horas o incluso días.
  • Hiperactividad: Algunos gatos reaccionan al estrés volviéndose hiperactivos. Pueden corretear de un lado a otro, jugar de manera frenética o mostrar una mayor inquietud. Esto puede ser una forma de liberar la tensión acumulada.
  • Vocalización Excesiva: El maullido constante o inusualmente alto también puede ser un signo de estrés en los gatos. Presta atención si tu gato comienza a vocalizar más de lo normal, especialmente si esta vocalización parece ser quejumbrosa o ansiosa.
Antiestrés para gatos Feliway Feliway Classic es una solución natural y eficaz para reducir el estrés en los gatos y prevenir comportamientos no deseados como el marcaje con orina, miedos o acicalamiento excesivo. Mejora el bienestar y el comportamiento de tu gato en todo tipo de situaciones de estrés. Este producto es recomendado por veterinarios, no tiene efectos secundarios ni contraindicaciones, y no es un sedante ni un tranquilizante, ni un medicamento.

Alteración en sus hábitos alimenticios

Los hábitos alimenticios de tu gato pueden proporcionar pistas sobre su estado emocional:

  • Pérdida de Apetito: Un gato estresado puede perder interés en la comida, lo que puede llevar a la pérdida de peso y la desnutrición si no se aborda adecuadamente.

    No es la primera vez que me dicen, “mi gato no come” y no entiendo el motivo.  Si tu gato está dejando de comer o mostrando una disminución notable en su apetito, es uno de los síntomas del estrés y ansiedad en gatos.

  • Aumento Repentino de Apetito: Por otro lado, algunos gatos pueden recurrir a la alimentación excesiva como una respuesta al estrés. Esto puede llevar al aumento de peso, en casos extremos a un gato gordo y a los problemas de salud relacionados con la obesidad.

Cambios en la Higiene

El aseo personal es una parte importante de la vida de un gato, y los cambios en los hábitos de higiene pueden indicar estrés:

  • Descuido en el Aseo: Los gatos estresados a menudo muestran un descuido en su aseo personal. Pueden dejar de acicalarse y presentar un pelaje desaliñado y sucio. Esto se debe a que el estrés puede distraer a tu gato de sus rutinas normales de aseo, y convertirlo en un gato apático.
  • Comportamientos Compulsivos de Limpieza: En casos extremos, algunos gatos pueden desarrollar comportamientos compulsivos de limpieza como una forma de lidiar con el estrés. Esto significa que se lamen en exceso, lo que puede llevar a la pérdida de pelo, problemas de piel y un exceso de bolas de pelo, que conlleva vómitos y otros problemas físicos.

Marcaje con orina

El marcaje inapropiado con orina es otra señal de estrés en los gatos:

Un gato estresado puede orinar en lugares fuera de su caja de arena. Esto puede incluir la marca de territorio con orina en muebles, ropa o alfombras. Esta conducta puede ser frustrante y desafiante para los dueños de gatos.

Problemas de Salud

El estrés prolongado puede tener un impacto negativo en la salud física de tu gato:

  • Problemas Gastrointestinales: El estrés crónico puede contribuir a trastornos gastrointestinales, como diarrea o estreñimiento. Si notas cambios en las deposiciones de tu gato, esto podría ser un signo de estrés.
  • Inmunosupresión: El estrés prolongado puede debilitar el sistema inmunológico de tu gato, haciéndolo más susceptible a enfermedades y infecciones.

Es importante recordar que estos signos de estrés pueden variar de un gato a otro, y algunos felinos pueden mostrar una combinación de estos síntomas.

Causas del estrés en gatos

El estrés en los gatos puede ser tanto un problema de salud como de comportamiento, e incluso una combinación de ambos. Algunas causas de estrés en los gatos pueden estar relacionadas con problemas de salud, como enfermedades o dolor físico, mientras que otras pueden estar vinculadas a factores de comportamiento, como cambios en el entorno, interacciones sociales, o situaciones estresantes. Estas son las más habituales:

Cambios en el Entorno

Los gatos son criaturas de hábitos y rutina, y los cambios en su entorno pueden desencadenar estrés. Algunos ejemplos de cambios en el entorno que pueden causar estrés en los gatos incluyen:

  • Mudanza: El traslado a un nuevo hogar puede ser especialmente estresante para los gatos, ya que enfrentan un entorno desconocido. No es raro el compañero de un felino que me cuente, mi gato no se adapta a la nueva casa…paciencia, ahora te doy algunas pautas que te ayudarán con este problema.
  • Introducción de Nuevos Miembros en la Familia: La llegada de un bebé, un nuevo compañero o incluso la adopción de otro animal puede generar ansiedad en un gato que estaba acostumbrado a ser el centro de atención, un gato estresado por otro gato que llega a casa es normal, aunque se puede evitar.
  • Cambio en la Dinámica del Hogar: Incluso cambios menores en la disposición de los muebles o la remodelación de la casa pueden ser desafiantes para un gato que valora la consistencia en su entorno.

Problemas de Salud

El estrés en los gatos también puede estar relacionado con problemas de salud subyacentes. Algunas consideraciones importantes son:

  • Enfermedades Crónicas: Los gatos que padecen enfermedades crónicas, como la insuficiencia renal o la diabetes, pueden experimentar estrés debido a las demandas de cuidado y la incomodidad asociada con su afección.
  • Dolor Físico: El dolor físico, ya sea por una lesión o una enfermedad no diagnosticada, puede ser una fuente significativa de estrés para un gato. Pueden manifestar su malestar a través de cambios de comportamiento.
  • Cambios en la Salud Mental: Al igual que los humanos, los gatos pueden experimentar problemas de salud mental, como la ansiedad o la depresión, que pueden contribuir al estrés.

Falta de Estimulación

Los gatos son animales curiosos y activos que necesitan estimulación mental y física para mantenerse equilibrados. La falta de estimulación puede llevar al aburrimiento, que a su vez puede desencadenar estrés. Algunas formas de proporcionar estimulación a tu gato incluyen:

  • Juguetes Interactivos: Jugar con juguetes interactivos que desafíen la mente de tu gato puede mantenerlo entretenido y reducir el estrés.
  • Enriquecimiento Ambiental: Proporcionar estantes o áreas en altura para que tu gato explore, así como escondites y lugares para rascar, puede enriquecer su entorno y prevenir el aburrimiento.
  • Rotación de Juguetes: Cambiar periódicamente los juguetes disponibles puede mantener el interés de tu gato y evitar que se sienta abrumado por la monotonía.
Trixie Cat Activity Fun Board
Trixie Cat Activity Fun Board es un juego interactivo especialmente diseñado para gatos por Helena Dbaly, experta en el comportamiento de los gatos de reconocido prestigio internacional. El juguete incluye varios juegos que mantendrán mentalmente ocupado a tu gato, mientras intenta obtener su comida.

Conflictos con otras mascotas

Los gatos son animales territoriales y pueden experimentar estrés debido a conflictos con otros animales en el hogar. Esto es especialmente relevante si tienes varios gatos. Algunos consejos para manejar las interacciones sociales de tu gato incluyen:

  • Supervisión: Observa las interacciones entre tus gatos y asegúrate de que no haya agresión o intimidación.
  • Espacio Propio: Proporciona áreas separadas para que tus gatos se refugien cuando necesiten su propio espacio.
  • Introducción Gradual: Si introduces un nuevo gato en el hogar, hazlo de manera gradual y supervisada para reducir el estrés asociado con la novedad.
  • Alimentación y Recursos: Asegúrate de que haya suficientes recursos, como comederos y cajas de arena, para todos los gatos en el hogar.

Estas son algunas de las causas potenciales de estrés en los gatos, y es fundamental comprenderlas para ayudar a tu felino a mantenerse feliz y saludable. 

Cómo desestresar a un gato estresado

Si hemos concluido que los problemas de conducta o de salud de nuestro gato es por culpa del estrés, tendremos que hacer todo lo posible por rebajar los niveles y si es posible, eliminar por completo las causas que lo originan. Estos son algunos consejos para desestresar a un gato:

Proporcionarle un Espacio Seguro

Los gatos, cuando se sienten estresados, necesitan un refugio donde puedan retirarse y sentirse protegidos. Aquí hay algunas formas de crear un espacio seguro para tu gato:

  • Refugio tranquilo: Proporciona una habitación o un área de la casa donde tu gato pueda retirarse sin ser molestado. Esto puede incluir un transportín, una cama cómoda y juguetes.
  • Evita ruidos y perturbaciones: Reduce el ruido y las perturbaciones en el área donde tu gato se refugia. Esto puede ayudar a reducir su ansiedad y proporcionarle un ambiente más tranquilo.
  • Uso de feromonas felinas: Considera el uso de difusores de feromonas felinas, que pueden ayudar a crear un ambiente relajante para tu gato.
  • CBD para gatos: El uso de aceite de CBD reduce considerablemente los niveles de ansiedad y estrés en las mascotas.

Juego y Ejercicio

El juego y el ejercicio son esenciales para reducir el estrés en los gatos. Estas son algunas formas efectivas de mantener a tu gato activo y entretenido:

  • Juguetes interactivos: Proporciona juguetes interactivos que estimulen la mente de tu gato, como rompecabezas de comida o juguetes con plumas y sonidos.
  • Sesiones regulares de juego: Dedica tiempo todos los días para jugar con tu gato. Usa juguetes que le permitan perseguir, saltar y cazar.
  • Estimulación mental: Además del juego físico, proporciona estímulos mentales para tu gato. Esto puede incluir esconder golosinas en juguetes o crear circuitos de juego en casa.

Rutina y Previsibilidad

Los gatos son animales de costumbres y se sienten más seguros cuando tienen una rutina predecible. Aquí tienes algunas formas de establecer una rutina para tu gato:

  • Horarios regulares de alimentación: Alimenta a tu gato a las mismas horas todos los días. Esto crea un sentido de previsibilidad que puede reducir el estrés.
  • Horarios de juego y descanso: Establece momentos específicos para jugar y relajarse. Tu gato aprenderá a anticipar estas actividades.
  • Mantenimiento del entorno: Evita cambios frecuentes en el entorno de tu gato. Siempre que sea posible, mantén los muebles y objetos en su lugar para proporcionar estabilidad.

Consulta a un Veterinario o un Etólogo

Si el estrés de tu gato persiste a pesar de tus esfuerzos, es fundamental buscar la ayuda de un profesional. Aquí hay algunas consideraciones importantes:

  • Veterinario: Un veterinario puede evaluar la salud de tu gato y descartar problemas médicos que puedan estar contribuyendo al estrés. También puede ofrecer recomendaciones sobre tratamientos médicos si es necesario.
  • Especialista en Comportamiento: Un especialista en comportamiento felino, un etólogo, puede ayudarte a identificar las causas subyacentes del estrés y proporcionar estrategias específicas para abordar los problemas de comportamiento.

Recuerda que cada gato es único, y es importante prestar atención a sus señales individuales de estrés. 

Deja un comentario