cómo saber si mi gata está en celo

Cómo Saber si mi Gata Está en Celo: Señales y Consejos

Contenido

El celo en las gatas es un período de actividad reproductiva que ocurre de forma regular a lo largo de su vida adulta. Es normal que cualquier cuidador de una gata se pregunte cómo saber si mi gata está en celo ya que, durante este período, las gatas experimentan cambios físicos y comportamentales significativos que pueden afectar tanto a ellas como a su entorno.

Identificar el celo en tu gata es crucial por varias razones. En primer lugar, te permite tomar medidas para prevenir la reproducción no deseada. Controlar el ciclo de celo de tu gata y tomar medidas adecuadas para evitar el apareamiento es esencial para evitar camadas no planificadas y la sobrepoblación de gatos.

Además, comprender el celo te ayudará a brindar un mejor cuidado a tu mascota. Durante este período, las gatas pueden mostrar comportamientos un poco inquietantes, como maullidos constantes o intentos de escapar al exterior. Saber que estos comportamientos son parte del ciclo de celo te permitirá manejarlos con más comprensión y paciencia.

Collar personalizado para tu gato Este collar personalizado para tu gato incluye una etiqueta de identificación en acero inoxidable, en la que se puede agregar la información más importante, como su nombre, tu teléfono y dirección. La hebilla es anti-ahogos, si el gato se engancha se liberará para evitar un accidente. Incluye una tira reflectante, para localizar a tu gato en la oscuridad.

Primer celo de una gata

El primer celo de una gata es un momento importante en su desarrollo, y puede ser una experiencia desconcertante para los dueños de gatos novatos. Comprender cuándo y cómo ocurre el primer celo es esencial para brindar el mejor cuidado a tu mascota.

¿Cuándo ocurre y cuánto dura el primer celo en una gata?

El primer celo en una gata generalmente ocurre entre los 5 y 9 meses de edad, aunque puede variar según la raza y el individuo. Algunas gatas pueden entrar en celo incluso antes o después de este rango de edad. Es importante recordar que cada gata es única, y no hay un momento exacto para el primer celo.

En cuanto a la duración del primer celo de una gata suele ser de unos 5 y 15 días, y puede darse entre 3 y 4 veces al año, en los meses de más luz, entre la primavera y hasta el otoño.

Como curiosidad, los gatos macho no tienen un periodo de celo, son receptivos a las señales de una gata en celo y se pueden aparear en cualquier momento una vez llegado a su madurez sexual, alrededor de los 9 meses de edad.

Señales de que mi gata está en celo

Una vez que una gata ha tenido su primer celo, podemos identificar con facilidad cuándo lo volverá a tener. Al contrario que otros animales, las gatas no sangran, pero es fácil reconocer que están en celo por otra serie de motivos:

  1. Maullidos constantes y ruidosos: Uno de los signos más distintivos del celo en una gata es su vocalización intensificada. Emitirá maullidos fuertes y persistentes, a veces incluso durante la noche. Estos maullidos están destinados a atraer a los machos.
  2. Comportamiento más cariñoso o inusual: Durante el celo, algunas gatas pueden volverse más afectuosas de lo normal. Pueden buscar la atención de sus dueños, frotarse contra ellos o mostrarse más cercanas en general.
  3. Frotamiento constante y marcado con la cabeza: Las gatas en celo a menudo frotarán su cabeza y cuerpo contra objetos, muebles y personas con frecuencia. Este comportamiento se conoce como marcado y es una forma de dejar su aroma y señales visuales para atraer a los machos.
  4. Exhibición de posturas típicas de apareamiento: Las gatas en celo pueden adoptar posturas características de apareamiento, como arquear la espalda y mover la cola hacia un lado para exponer la región genital, aunque también hacer la croqueta. Este comportamiento es una señal clara de su disposición para el apareamiento.
  5. Agitación y actividad aumentada: Durante el celo, las gatas pueden volverse más inquietas y activas. Pueden caminar de un lado a otro, revolcarse en el suelo y parecer más inquietas en general.
  6. Aumento del interés en el exterior: Las gatas en celo a menudo tratarán de escapar al exterior en busca de machos. Pueden intentar salir por puertas o ventanas abiertas y pueden ser más persistentes en su intento de explorar, si no quieres que se escapen, coloca mallas para gatos en las ventanas.
  7. Cambios en la alimentación: Algunas gatas pueden mostrar una disminución en el apetito durante el celo, mientras que otras pueden aumentar su ingesta de alimentos.

Es importante recordar que cada gata es única, y algunas pueden mostrar todas estas señales, mientras que otras pueden exhibir solo algunas de ellas.

Antiestrés para gatos Feliway Feliway Classic es una solución natural y eficaz para reducir el estrés en los gatos y prevenir comportamientos no deseados como el marcaje con orina, miedos o acicalamiento excesivo. Mejora el bienestar y el comportamiento de tu gato en todo tipo de situaciones de estrés. Este producto es recomendado por veterinarios, no tiene efectos secundarios ni contraindicaciones, y no es un sedante ni un tranquilizante, ni un medicamento.

¿Cómo calmar a una gata en celo?

Calmar a una gata en celo puede ser un desafío, ya que durante este período, las gatas pueden mostrar comportamientos un poco inquietantes para atraer a los machos. Sin embargo, hay algunas estrategias que puedes emplear para ayudar a tu gata a sentirse más cómoda y minimizar su malestar durante el celo:

  1. Cariño y atención: Durante el celo, tu gata puede buscar más atención y cariño. Dedícale tiempo extra para jugar y acariciarla, lo que puede ayudar a distraerla y hacer que se sienta más segura.
  2. Cepillado regular: Cepillar a tu gata periódicamente con cepillos para gatos puede ser relajante para ella y ayudar a reducir su ansiedad durante el celo.
  3. Cama caliente y rascador: Proporcionar una cama cálida con una manta y un rascador puede ofrecer a tu gata un lugar cómodo para relajarse y liberar algo de estrés.
  4. Feromonas felinas: El uso de feromonas naturales o difusores de feromonas sintéticas puede contribuir a calmar a tu gata durante el celo al proporcionar señales químicas reconfortantes.
  5. Evita que salga al exterior: Mantén a tu gata en un entorno seguro y evita que salga al exterior, ya que puede intentar escapar en busca de machos. Mantenerla dentro de casa o en un espacio controlado es esencial para su seguridad.
  6. Reduzca el ruido: Minimiza los ruidos fuertes y las distracciones en el hogar para ayudar a mantener a tu gata tranquila. El ruido constante puede aumentar su estrés durante el celo.
  7. Mantenimiento del arenero: Asegúrate de mantener la bandeja de arena de tu gata limpia, ya que durante el celo, las gatas pueden ser más propensas a marcar con orina. Una bandeja de arena limpia puede ayudar a prevenir este comportamiento.
  8. Evaluación veterinaria: Si tu gata parece estar muy exaltada, no duerme bien o muestra signos de malestar, es recomendable consultar a un veterinario para una evaluación adecuada y posiblemente discutir opciones de esterilización.

Estas sugerencias son útiles para ayudar a tu gata a sentirse más cómoda durante su período de celo. Sin embargo, es importante recordar que la esterilización es la opción más efectiva para prevenir futuros ciclos de celo y contribuir a la salud y el bienestar general de tu mascota.

Deja un comentario