cómo-cepillar-a-un-gato

Cómo Cepillar A Un Gato

Contenido

Para empezar, es importante entender por qué es necesario cepillar a un gato. Si entendemos la importancia que tiene para nuestra mascota, nos costará menos llevar a cabo esta tarea que se debe repetir con frecuencia.
Un gato necesita ser cepillado regularmente para eliminar los pelos muertos y prevenir la formación de bolas de pelo, y porqué no, nuestro sofá y nuestra ropa también nos lo agradecerá, veremos menos pelos pegados por todos los sitios.
Cepillar al gato también conlleva otras ventajas añadidas, como es fortalecer los lazos de afecto con nuestra mascota, detectar prematuramente la aparición de parásitos externos o problemas en la piel, lesiones o bultos.
Yo destacaría que el cepillado ayuda a distribuir los aceites naturales del pelo de un gato, lo que es importante para mantenerlo hidratado y saludable, se estimula la aparición de pelo nuevo, que favorece la función aislante del pelo para el gato, protegiéndole del calor y del frío.
Todo dueño de un gato sabe, o debería saber, que mantener el pelo de nuestro gato en buen estado es importante para su salud y bienestar. Sin embargo, cepillar a un gato puede ser una tarea difícil si no se hace de manera adecuada, por eso, hoy te contaré como cepillar al gato de la mejor forma posible.

Pienso de calidad ¡¡Precio excepcional!! Descubre Nature's Variety Selected Sterilised pollo campero, el pienso premium para gatos más económico. Posee un alto contenido en pollo campero, sin cereales y enriquecido con nutrientes esenciales. Tu gato disfrutará de su delicioso sabor, mientras recibe proteínas de calidad y energía fácilmente digerible. ¡Opta por lo mejor para su salud y felicidad!

Cepillar al gato paso a paso

El acicalado es muy importante para tu gato, por esto cepillarlo correctamente es clave para mantener su pelaje lindo y que además tu mascota disfrute el momento del cepillado.

  • Ten a mano todo lo que vas a necesitar, un cepillo para gatos adecuado, spray relajante, premios…
  • Elige un lugar cómodo, y comienza a acariciarlo para que se relaje
  • Peina con cuidado, moviendo el cepillo en la misma dirección del pelo
  • Inicia con la cabeza y muévete hacia la cola
  • En caso de que se acumulen muchos pelos muertos, limpia el cepillo antes de continuar
  • Evita cepillar cerca de su rostro y bigotes
  • Utiliza premios, recompensas o snacks al terminar el cepillado
Rebajas
FURminator deShedding, Tool para gatos medianos/grandes de pelo corto, Cepillo talla M/L para eliminar el pelo suelto, Diseño mejorado
  • El cepillo FURminator es óptimo para gatos medianos y grandes con un peso de más de 4.5 kg y pelo corto (menos de 5 cm de longitud)
  • Elimina de forma fácil, segura y eficaz hasta el 99% del pelo suelto y previene la formación de pelos; para un resultado óptimo, utiliza el cepillo para...
  • El borde de acero inoxidable de deShedding penetra profundamente en la piel cobertora y elimina suavemente el pelo
  • Gracias a las esquinas redondeadas, la piel del animal está protegida y el cepillo FURminator se desliza suavemente por el pe
  • Detecta los nudos

    Antes de comenzar a cepillar a tu gato, conviene detectar claramente si hay nudos en el pelo. La razón es muy simple, si comenzamos a cepillar y pegamos un tirón de un nudo, el gato sufrirá y no será fácil continuar con el cepillado.
    Detectar los nudos es muy sencillo, basta con pasar los dedos entre los pelos. Tenemos varios peines específicos para eliminar nudos (Furminator), pero si no fuera posible, lo mejor es cortar los pelos afectados.
    No te preocupes por la estética, porque lo más probable es que quede oculto y en el peor de los casos, en pocos días los pelos habrán crecido a su altura habitual. 

  • Evita zonas sensibles

    La zona de los bigotes y cerca de los ojos son sus zonas más sensibles, donde ellos se pueden sentir molestos y amenazados.
    Si tu gato comienza a sentirse nervioso, no accederá a que le sigas cepillando, por eso es mejor mantenerse alejado de esas zonas.

  • Vigila la dirección del cepillado

    Cepilla siempre de la cabeza a la cola. La razón también es sencilla y fácil de explicar, es la que sigue el crecimiento natural de su pelo.
    Si cepillamos en dirección contraria, lastimaremos el folículo piloso y el gato sentirá dolor.

  • Empieza a cepillar a tu mascota lo antes posible

    Por mucho que cepillar a tu gato sea una ventaja para su salud, sobre todo intestinal al evitar la formación de bolas de pelo, tu gato no lo entiende.
    Una buena forma de conseguir su colaboración es que lo encuentre como un acto normal, por eso conviene comenzar a cepillarle cuando aún es un cachorro.
    Utiliza premios y recompensas, para reforzar el acto con un premio, así te será mucho más sencillo convencerle de que se deje cepillar.

¿Cada cuanto hay que cepillar a un gato?

El cuidado del pelo de un gato dependerá de su largo. Generalmente la pauta a seguir es: 

  • Para los gatos de pelo corto, basta con cepillar una vez a la semana utilizando un peine de púas finas y un cepillo suave de cerdas naturales o de goma, para retirar el pelo muerto.
  • En los gatos de pelo largo, como puede ser un gato Persa, los cuidados que hay que proporcionarle son diarios con un peine de acero, completaremos con un cepillado a fondo semanal.

Con tan sólo unos minutos de cepillado diario, mantendremos el pelo de nuestro desenredado, luciendo sano y brillante.

Que hago si mi gato no se deja peinar

En ocasiones, bien por que no hemos acostumbrado a nuestro desde cachorro, o por unas primeras tomas de contacto desafortunadas, nuestro gato puede ser reacio a ser cepillado.
Para estas situaciones la mejor opción es utilizar un spray relajante para gatos, el que mejor funciona es Feliway Classic.
Como es obvio, para ponerte a peinar a tu gato y no llenarlo todo de pelos, lo mejor es colocar una manta o una toalla sobre la que colocar al gato. Antes de utilizarla, la podemos rociar con el spray y dejar que el gato se tranquilice durante unos minutos, luego procederemos al cepillado.
Una buena forma de empezar sería con caricias, y levantando un poco el pelo del gato al contrario de su nacimiento, para que luego nos sea más fácil retirar la mayor cantidad de pelo muerto.
También sería conveniente rociar el cepillo con el spray relajante, y dejar que el gato lo huela y se acostumbre a su presencia antes de comenzar.
Mantener un ambiente relajado, ayuda mucho a que tu gato no se muestre alerta. Una vez que tu gato comience a acostumbrarse a su cepillado rutinario, no cambies las horas, siempre procura cepillarle a la misma hora del día.
En conclusión, cepillar a un gato es necesario para mantener su salud y bienestar. Para cepillar a tu gato de manera adecuada, necesitas tener el cepillo adecuado, preparar a tu gato para el cepillado, utilizar una técnica suave y delicada y estar atento a cualquier señal de incomodidad por parte de tu gato. Con paciencia y práctica, puedes hacer del cepillado una experiencia agradable para ambos. ¡A por ello!

Deja un comentario